Translate

domingo, 30 de marzo de 2014

Eres un terremoto en mi vida


Creí que nunca iba a volver a ser tan feliz



domingo, 23 de marzo de 2014

Una dulce mentira.


UNA DULCE MENTIRA


Título original: De vrais mensonges (Beautiful Lies).
Año: 2010
Duración: 105 min.
País: Francia.
Director: Pierre Salvadori.
Guión: Pierre Salvadori, Benoît Graffin.
Fotografía: Gilles Henry, Philippe Eidel.
Reparto: Audrey Tautou, Nathalie Baye, Sami Bouajila, Stéphanie Lagarde, Daniel Duval, Judith Chemla, Cécile Boland, Didier Brice.
Productora: Les Films Pelléas.
Género: Comedia. Drama. Romance.

Sinopsis: Emilie es una joven que, además de tener su propia peluquería, sabe aconsejar a sus clientas y amigas. Sin embargo, ese don no le sirve para ayudar a su madre, que no tiene ganas de vivir desde que su marido la dejó. Una mañana de primavera, Emilie encuentra una hermosa carta de amor anónima y decide enviársela a su madre con la esperanza de que la ilusión la ayude a recuperarse.
Críticas: 
  • "Si la película tuviera más sentido del 'timing', si no cargara las tintas en la caracterización de los personajes podría haber sido un 'Adictos al amor' a la francesa." - Sergi Sánchez: Diario La Razón.
  • "Tosco enredo vodevilesco." - Jordi Costa: Diario El País.
  • "Lo bien llevadas que están las tramas, y la gracia que tienen, hace que pasemos por alto soluciones de puesta en escena insatisfactorias, así como determinados tópicos narrativos (...)" - Sergio F. Pinilla: Cinemanía.
  • "Funciona, gracias a los diálogos y a los tres actores, que aportan calidad a una serrenata más que familiar." - Guillaume Fourmont: Diario Público.

Opinión personal: Muchas veces no nos hace falta para que nos enganche una película un gran guión, dirección o unos espectaculares efectos especiales. Hay veces que nos basta con mirar al actor que encarna el papel de alguien que nos parece tan real como la vida misma.
Una de las actrices que consiguen que valga la pena ver todas las películas en las que participa es la encantadora Audrey Tautou, vinculada para siempre con la película Amelie (2001). Esta francesa es la protagonista de Una dulce mentira. Es una película sencilla y elegante que, aunque se acerca al empalago lo consigue esquivar.
Esta es una de esas películas que, sin llegar a ser espectaculares, te mantienen atento y sonriendo durante toda su duración con los líos que se producen por una mujer que sobrepasa el límite con sus buenas intenciones.
Con todo esto, la sensación que queda es la de haber pasado un buen rato con unos personajes que se muestran espontáneos y verosímiles en los malentendidos, las contradicciones y enredos que son inevitables, a pesar de ser con buena intención, cuando se juega con el corazón.